Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 02/03/2012

El Camino del Consejo Europeo del 1 y 2 de marzo

El Consejo Europeo que está teniendo lugar ayer y hoy en Bruselas viene a encuadrar la estrategia económica para el crecimiento y la creación de empleo de la Unión Europea.





De febrero, un mes particularmente activo para los jefes de Estado y de gobierno de la UE y sus ministros, nos quedamos con la decisión del Consejo de Asuntos de Asuntos Económicos y Financieros (ECOFIN) del pasado 21 que estipuló la obligación de los países en crisis de pedir asistencia financiera a la UE. Asimismo, la Unión aumenta su poder pudiendo pedir cambios en los presupuestos nacionales (a partir de ahora, un borrador deberá ser entregado por los Estados miembros cada mes de octubre) si detecta desviaciones del objetivo del déficit así como llevar a cabo una vigilancia reforzada a cualquier país miembro. Toda una serie de medidas que vienen a potenciar el desarrollo de un gobierno económico en la Unión Europea, tan necesario para reforzar las medidas emprendidas hasta la fecha por los Estados miembros y hacer de la coordinación un elemento crucial de cara al futuro.

Por otra parte, febrero también ha sido el mes en el que después de catorce horas de dura negociación, el Eurogrupo alcanzaba el acuerdo sobre el segundo plan de rescate de Grecia por valor de 130.000 millones de euros hasta el 2014, que evitará que el país quiebre en marzo. Así mismo se ha comenzado a preparar la ampliación de los recursos del Mecanismo Europeo de Estabilidad de los 500.000 millones previstos inicialmente a 750.000 millones que se debate hoy en Bruselas.

En cuanto a las relaciones exteriores de la UE, la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores celebrada el 27 de febrero terminó con el acuerdo sobre la decisión de reforzar las medidas restrictivas contra el régimen sirio por el constante uso de la violencia contra la población civil efectuada por el régimen de  Asad. El respaldo a las elecciones egipcias y su transición democrática, el marco del diálogo Belgrado – Pristina, el debate sobre el estatus de país candidato de Serbia y el posicionamiento sobre Kosovo y su relación con la UE también fueron puntos destacados. A su vez, los líderes europeos denunciaron el deterioro de los Derechos Humanos en Bielorrusia confirmando que habrá nuevas sanciones contra el régimen de Alexander Lukashenko. Sin embargo, tal vez uno de los aspectos más preocupantes deriva de la situación iraní, tanto de cara a las elecciones legislativas que tendrán lugar este viernes y la condena a muerte de blogueros y activistas en red. Además del embargo de petróleo gradual impuesto a Teherán con el objetivo de frenar el financiamiento del programa nuclear iraní, lo que ha encarecido el precio del barril de Brent en España y otros estados miembros de la UE. 

De momento, tras las reuniones mantenidas ayer por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y las previsibles conclusiones del día de hoy podemos señalar los siguientes puntos.

La Economía, que ocupa la mayor parte de la agenda, versará sobre el  mantenimiento de los objetivos de la estrategia Europa 2020 para el saneamiento presupuestario, restaurar la normalidad del crédito, atajar el desempleo y modernizar la administración pública. El objetivo del déficit, sus tiempos y horquilla de implementación centraran el debate, sin embargo, a día de hoy la flexibilización de este imperativo constitucional no es visto con buenos ojos por los países nórdicos y Alemania, principalmente. El saneamiento presupuestario y la revisión de la política tributaria para atajar el fraude y la evasión fiscal logrando una mayor eficiencia y coordinación entre Estados se tornan fundamentales y tendrá que ser desarrollados. Tras conocer la tasa de desempleo de la eurozona y del conjunto de Estados miembros, se vuelve objetivo prioritario desarrollar las reformas del mercado laboral necesarias para favorecer la contratación, la fluidez del crédito para las pequeñas y medianas empresas y poner en marcha todo un abanico de políticas activas del mercado de trabajo que van desde la movilidad geográfica hasta la promoción de la transición generacional, dónde los jóvenes son los más perjudicados. Todo bajo la asunción de compromisos a través de los programas nacionales de Estabilidad y Convergencia sin olvidar la interlocución con todos los agentes sociales involucrados transnacionalmente.

Las actuaciones a la escala de la UE se centraran en dotar al mercado único y particularmente al mercado digital de un mayor dinamismo, simpleza y coordinación que lo haga internacionalmente competitivo y agilice la carga normativa que recae sobre las PYME. La eficiencia energética y la necesidad de aprobar las medidas encaminadas a una economía hipocarbónica para 2050 estarán sobre la mesa. Completar el Espacio Europeo de Investigación en 2014, crear un régimen efectivo del capital riesgo aplicable a toda la UE que incluya un “fondo de fondos” para dar liquidez transfronteriza y permita las iniciativas innovadoras empresariales. Así mismo, avanzar en el impuesto sobre transacciones financieras, examinar las propuestas de la comisión sobre fiscalidad energética y revisar la Directiva sobre fiscalidad de ahorro se tornan fundamentales.

Otro aspecto importante es definir el papel que las agencias de calificación de la deuda deben desempeñar y aprobar una legislación europea al respecto para restaurar la confianza de los inversores en el sector bancario europeo, asegurar el flujo del crédito a la economía real y estimular la financiación privada en determinados sectores. De hecho, la Eurocámara pidió el pasado 29 de febrero prohibir a las agencias de 'rating' poner nota a los países que no lo deseen y no son pocas las voces que alertan sobre el indiscriminada notación que ejercen las agencias de rating en Europa.

Otro de los puntos fuertes de este Consejo corresponde al papel que debe desarrollar Europa en las Cumbres Internacionales del G20 y G8 donde la línea de acción se fundamentará en el avance del Plan de Acción de Cannes, la puesta en marcha de los compromisos en materia de reforma del sector financiero, el Plan de acción de Seúl para el Desarrollo (centrándose en infraestructuras y crecimiento ecológico) y abordar el desempleo juvenil dentro de la dimensión social de la globalización. El logro de unos resultados ambiciosos en la Conferencia de Rio + 20 sobre el Desarrollo Sostenible encontrará su hueco en la reunión.

De momento, la Unión Europea ha pospuesto una semana el segundo rescate a Grecia, teniendo muy presente el día 20 de marzo, cuando Grecia tiene que pagar un plazo de 14.500 millones para lo que no tiene dinero, teniendo en cuenta que las agencias de calificación consideran al Tesoro griego en situación de «quiebra selectiva». Asimismo, salvo Londres y Praga, 25 Estados miembros han firmado el Tratado sobre austeridad fiscal consagrando el propósito de avanzar en la reducción del déficit. Otro punto insalvable de momento ha sido el acceso de Rumanía y Bulgaria al Tratado de libre circulación de Schengen tras el veto de Holanda, que sigue considerando que sendos países no han hecho suficiente para acabar con la corrupción y el poder del régimen organizado dentro de sus fronteras.

Ahora toca esperar el desenlace del pulso que ha venido sucediéndose desde la pasada semana entre disciplina presupuestaria/ crecimiento económico, cuando 12 jefes de gobierno europeos, incluido el presidente del ejecutivo español, llamaban a la necesidad de fomentar el crecimiento, la modernización económica y la búsqueda de competitividad para combatir el desempleo y situar a Europa en la senda de la prosperidad social y económica que nunca debió abandonar. Piezas claves: mercado digital, terminar de desarrollar el mercado único, e-government, interconexión energética, área de investigación europea y proporcionar mercados globales abiertos.

Parece que las palabras seguirán siendo Alemania y Austeridad, mientras tanto la inyección de liquidez a tres años por valor de 530.000 millones  del Banco Central Europeo permitirá consensuar acciones para el crecimiento a lo largo de la cumbre de Bruselas.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn