Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Relaciones Exteriores
  • 19/10/2016

El acuerdo UE-Canadá y otros pactos comerciales pendientes

La UE tiene diferentes tipos de acuerdos comerciales, desde la eliminación o reducción de aranceles al establecimiento de una unión aduanera mediante la eliminación de los derechos de aduana y el establecimiento de un arancel aduanero común para las importaciones extranjeras

 

La UE trabaja para ratificar el tratado de libre comercio con Canadá (CETA), cuyas negociaciones concluyeron hace dos años. El Consejo Europeo de esta semana intentará llegar a un acuerdo para que la firma de este pacto sea posible. También se necesitará el visto bueno del Parlamento Europeo para que pueda entrar en vigor. Conozca la situación actual y qué otros acuerdos comerciales están pendientes.

Tipos de acuerdos

La UE tiene diferentes tipos de acuerdos comerciales, desde la eliminación o reducción de aranceles al establecimiento de una unión aduanera mediante la eliminación de los derechos de aduana y el establecimiento de un arancel aduanero común para las importaciones extranjeras.

También puede tratarse de inversión y de cómo hacer frente a los conflictos que implica. Por ejemplo, cuando una empresa siente que una decisión de un Gobierno está afectando a su inversión en ese país. Las barreras no arancelarias también son vitales, como los estándares de los productos. La UE ha prohibido ciertas hormonas en la cría de ganado por motivos de salud.

CETA

Las negociaciones del acuerdo comercial con Canadá (CETA) terminaron en septiembre de 2014. Este mes se espera que lo ratifiquen los países de la UE. El Consejo Europeo de esta semana intentará llegar a un acuerdo que permita su firma, después del intento fallido de los responsables de Comercio. Una vez que esto ocurra, el Parlamento tendrá que aprobar el pacto antes de que pueda entrar en vigor.

La comisión parlamentaria de Comercio Internacional tiene previsto votar este acuerdo comercial en diciembre. Más adelante se pronunciará toda la Eurocámara en sesión plenaria. Si se aprueba, el CETA podría entrar en vigor el próximo año.

Otros acuerdos pendientes

Existen otros tratados comerciales sobre los que la UE ya ha concluido las negociaciones, pero todavía no han entrado en vigor como los que mantiene con los países del África Oriental, Ecuador, Singapur, Vietnam, y África Occidental.

Negociaciones en curso

La UE y Estados Unidos negocian un acuerdo de libre comercio e inversiones (TTIP, por sus siglas en inglés) que ha resultado ser muy controvertido debido a las preocupaciones sobre los estándares de los productos y la resolución de las controversias sobre las inversiones. Desde julio de 2013, ha habido quince rondas de negociaciones.

En Asia, la Unión negocia con Malasia, Indonesia, Tailandia, Filipinas, Japón, Birmania e India, mientras que en Latinoamérica lo hace con Mercosur y México.

En el Mediterráneo sur y Oriente Medio existen distintos acuerdos, que incluyen pactos de asociación con ocho países para impulsar especialmente el comercio de bienes. También hay contactos dirigidos a ampliar estos acuerdos en áreas como la agricultura y las normas industriales con países individuales.

La UE también mantiene negociaciones para un acuerdo global de inversión con China desde noviembre de 2013.

Entre los 23 países de la Organización Mundial del Comercio que negocian el tratado global para liberalizar los servicios (TiSA, por sus siglas en inglés) se encuentra la UE. Juntos, los países participantes representan el 70 por ciento del comercio mundial de servicios.

El papel del Parlamento

Desde que entró en vigor el Tratado de Lisboa, en 2009, los acuerdos comerciales de la UE necesitan la aprobación del Parlamento Europeo antes de que puedan aplicarse. Los eurodiputados deben recibir información periódicamente sobre los avances en las negociaciones.

El Parlamento ya ha mostrado que no dudará en vetar un acuerdo comercial si hay preocupaciones serias sobre su impacto. Por ejemplo, ya rechazó el  Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA, por sus siglas en inglés) en julio de 2012.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn