Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 26/04/2018

Dosier informativo #ConsultasCiudadanas

Dar el protagonismo a los ciudadanos fomentando la reflexión y el debate sobre el futuro de Europa y llevar los resultados de las consultas ciudadanas a la reunión de los Jefes de Estado o de Gobierno previa al último Consejo Europeo de 2018

 

“Consultas Ciudadanas” sobre el futuro de Europa: un ejercicio necesario

¿Por qué unas Consultas Ciudadanas?

En toda Europa existe una sensación de desconexión entre la población y las decisiones tomadas en Bruselas. Muchos europeos se sienten desvinculados del proceso de toma de decisiones políticas que les afectan y un número significativo de ellos expresa su insatisfacción ("no" a referéndums, ascenso de partidos euroescépticos) o desaliento (fuerte abstención en elecciones europeas). En este clima de confusión, las inquietudes de los europeos se han vuelto difíciles de definir.

España siempre ha defendido el realismo a la hora de emprender reformas de calado, y la necesidad de consultar a los ciudadanos sobre los nuevos proyectos europeos. Ante el inminente reequilibrio de poderes tras el Brexit y siendo España un país con una población marcadamente pro-europea, un ejercicio de consultas ciudadanas es una oportunidad para asentar sobre bases sólidas un papel de liderazgo para nuestro país en la construcción de la Europa del futuro.

La iniciativa

Tras el último Consejo Europeo de 2017, los de países de la Unión Europea (a excepción del Reino Unido) decidieron lanzar esta iniciativa recogiendo el testigo lanzado por el Presidente francés Emmanuel Macron. Así, este proyecto de “consultas ciudadanas” o “diálogos ciudadanos” dará lugar al mayor proceso de participación ciudadana sobre el futuro de Europa llevado a cabo de forma simultánea en los países de la UE.

En España, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación se ha erigido en el coordinador de las consultas ciudadanas. Sin embargo, serán directamente los actores de la sociedad civil e interlocutores económicos y sociales quienes lideren la ejecución del proceso, decidiendo su grado de participación en estas consultas y el formato de actos que se propongan organizar.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación realizará por lo tanto una labor de apoyo y coordinación: propuesta orientativa de temas; facilitación de logo; asesoramiento; propuesta de ponentes; difusión en medios de comunicación y redes sociales; redacción de síntesis y homologación de resultados.

¿Qué son y qué tienen de especial las Consultas Ciudadanas sobre el futuro de Europa?

Las consultas ciudadanas son eventos abiertos, no partidistas, transparentes y participativos que cualquier institución (previa coordinación con el Ministerio de Asuntos Exteriores) puede organizar para dar voz a los ciudadanos sobre el futuro de Europa. No son una conferencia al uso o una sesión de información sobre la UE. Se trata de dar el protagonismo a los ciudadanos.

Las consultas ciudadanas pretenden garantizar una representación lo más equilibrada y diversa posible de los participantes en términos de edad, sexo, categoría socio-profesional y origen geográfico. Se trata de escuchar todas las opiniones sobre Europa, más allá del círculo de los más convencidos o los más escépticos. Cada evento, ya sea un tema general o específico, estará abierto a todas las opiniones.

Un objetivo doblemente ambicioso

El objetivo final es doble: fomentar la reflexión y el debate sobre el futuro de Europa y llevar los resultados de las consultas ciudadanas a la reunión de los Jefes de Estado o de Gobierno previa al Consejo Europeo de diciembre de 2018.

Un calendario común

Este ejercicio tendrá lugar desde mayo hasta finales de octubre de 2018 con el fin de compartir los resultados correspondientes a cada país europeo al final del año.

Una diversidad de proyectos

Cualquier institución, sea un ente local, grupo político, asociación, cámara de comercio e industria, escuela, institución de educación superior, sindicato, etc., está invitada a organizar un evento de consultas ciudadanas con el formato que escoja en cualquier región provincia, ciudad o pueblo de España.

Implicación de las Instituciones Europeas

La Comisión, el Parlamento Europeo y sus respectivas oficinas en España llevan a cabo con regularidad diálogos ciudadanos. La experiencia y el resultado de estos diálogos serán particularmente útiles para completar los resultados de las consultas ciudadanas. Por otra parte, la Comisión Europea lanzará un cuestionario en línea sobre el futuro de Europa para que pueda participar el mayor número de ciudadanos. Además, está previsto hacer un sondeo con el formato de un Eurobarómetro específicamente coordinado con el proceso de consultas ciudadanas como forma de medición del estado de opinión de los ciudadanos. 

¿Qué son las Consultas Ciudadanas?

Las consultas ciudadanas son eventos abiertos, no partidistas, transparentes y participativos que cualquier institución (previa coordinación con el Ministerio de Asuntos Exteriores) puede organizar para dar voz a los ciudadanos sobre el futuro de Europa.

Lista sugerida de temas para orientar los debates sobre el futuro de la UE

1. La ciudadanía europea, identidad y valores: la herencia histórica, cultural y social de Europa ha forjado una identidad europea asentada en los valores democráticos, la defensa de los derechos humanos y el Estado de derecho que caracterizan a los miembros de la UE. Sin embargo, las discrepancias surgidas entre los Estados miembros sobre el devenir de Europa, los cambios demográficos en la composición de las sociedades europeas o los debates en torno al multiculturalismo han generado un debate sobre la identidad y los valores que cohesionan a la ciudadanía europea.

2. La proyección europea en el mundo: a pesar de perder un importante socio, la UE negocia la incorporación de nuevos miembros. Con el tiempo, además, la UE ha ganado proyección en el mundo como actor global tanto hacia el espacio mediterráneo como hacia Iberoamérica y se ha posicionado también como el principal donante de ayuda oficial al desarrollo del mundo. Europa se ha convertido, en un defensor del libre comercio mediante la firma de importantes acuerdos con Canadá, Japón, Corea del Sur y la búsqueda de nuevos acuerdos con Australia, Nueva Zelanda o MERCOSUR.

3. Crecimiento, empleo, inversiones y economía en la UE: la recuperación económica, es ya una realidad que ha puesto en la senda del crecimiento a los países de la UE. No obstante, subsisten interrogantes acerca de su capacidad para hacer frente a futuros desafíos. Por ello, han surgido iniciativas tales como el fortalecimiento de la UEM, las propuestas para la mutualización de la deuda, la creación de un Fondo Monetario Europeo o la constitución de un Ministro de Finanzas de la UE.

4. Migraciones, retos y oportunidades: la crisis migratoria de los últimos años ha puesto en tela de juicio la capacidad europea para gestionar grandes flujos de migrantes. Las discrepancias entre los Estados miembros han suscitado tensiones en el seno de la UE que han desembocado en un debate notable sobre el modelo migratorio europeo. Por ello, se está en proceso de revisión del SECA, del Reglamento de Dublín y de reflexión acerca de las capacidades dela UE para afrontar con éxito este desafío.

5. La seguridad interior y exterior de Europa: la ocupación de Crimea por parte de Rusia o los numerosos atentados terroristas ocurridos en suelo europeo son ejemplos recientes de amenazas para la seguridad de los europeos. Esto ha llevado a una reflexión por un lado, sobre las capacidades militares de Europa y, por otra parte, sobre la coordinación de sus servicios de seguridad para hacer frente al terrorismo. Este debate debe llevar a optimizar la seguridad de Europa tanto dentro como fuera de sus fronteras.

6. La Europa federal o la Europa de los Estados ¿qué límites debería tener la integración europea? La Unión Europea es el proyecto de cooperación entre Estados más avanzado del mundo. El alto grado de cesión del ejercicio de competencias soberanas, la puesta en común de objetivos, la “agencialización” de los mecanismos de toma de decisiones y la obligatoriedad jurídica de sus normas han convertido a la Unión en una entidad que desborda los límites de la organización internacional. Pero no ha sido un proceso sin coste: un número creciente de ciudadanos europeos siente que ha llegado el omento de poner coto a las competencias de la Unión.

7. ¿Hacia una Europa más democrática? La Unión Europea ha alcanzado un grado de integración entre sus miembros que le ha conferido poder efectivo sobre una parte muy sustancial de la economía, la salud, el medio ambiente, la educación y, en general, la vida de los europeos. A medida que la Unión avanza, se ponen a prueba los mecanismos por los que se canaliza el pacto social, la soberanía de los pueblos. Difícilmente podrán las sociedades democráticas del siglo XXI sentirse satisfechas si no ven un vínculo directo entre su voluntad y los procesos de decisión política. Este vínculo es el sustento del Estado democrático desde hace más de dos siglos pero no es tan evidente cuando hablamos de una entidad supranacional de casi 500 millones de personas de habla, cultura e historia distintas.

8. Desarrollo sostenible en Europa: la Unión Europea tiene una capacidad extraordinaria para afrontar el reto del desarrollo sostenible. En una economía globalizada, ningún Estado europeo puede hoy organizar eficazmente, por sí solo, su propia política agrícola o pesquera o la ordenación del equilibrio entre ciudades y campo. El cambio climático no conoce fronteras, ni en sus causas ni en sus consecuencias. Pero el desarrollo sostenible en Europa también debe afrontar la paradoja que supone el que, en un mercado interior con una estructura productiva similar y un altísimo grado de interdependencia, cada Estado tenga su propio modelo energético y fuentes de abastecimiento.

9. ¿Qué políticas sociales para los ciudadanos europeos? La salud, la educación, la cultura, las políticas de juventud, la protección de los consumidores o los sistemas de seguridad social eran, hasta hace unos años, instrumentos exclusivos del Estado para asegurar el bienestar de sus ciudadanos. Hoy la Unión Europea interviene en todos estos ámbitos con el fin de que ese bienestar sea compartido por todos los europeos. No obstante, el grado de implicación de la UE es muy variable y esta no actúa en todos los ámbitos del estado del bienestar.

10. La Europa digital: la digitalización de todos los ámbitos de la vida está teniendo un impacto extraordinario a una velocidad inusitada que va desde el tejido económico de un país hasta las interacciones personales. Frente a esta realidad, los Estados de la Unión tienen la oportunidad de liderar su propio proceso de transformación a través de la promoción de sus esfuerzos en materia de innovación, la armonización de su fiscalidad, la reducción de los riesgos de la ciberseguridad o mediante el aprovechamiento de las oportunidades tecnológicas para sus empresas y ciudadanos.
 
Un compromiso con los ciudadanos y con Europa

Pte. Gobierno Mariano Rajoy

“Es de capital importancia fomentar la implicación de nuestros ciudadanos en el debate europeo; dichas consultas permitirán recabar propuestas e ideas, así como identificar las principales preocupaciones sobre la Unión y su futuro, a las que debemos dar respuestas eficaces.”

Pte. República Francesa, Emmanuel Macron

“Deseo ardientemente que, dondequiera que los dirigentes elijan dirigir este camino en cada uno de los Estados miembros, podamos organizar consultas democráticas durante seis meses, tiempo en el cual los ciudadanos de nuestros países discutan acerca de la Europa que desean”.

Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis

“Queremos que las consultas ciudadanas sean la vía para implicar y escuchar la opinión de nuestros ciudadanos sobre el futuro de Europa. Europa necesita la ilusión de sus ciudadanos en la construcción de esta gran casa común europea que nos pertenece a todos”

Secretario de Estado de Asuntos Europeos, Jorge Toledo

“El Consejo de Ministros aprueba el lanzamiento de las Consultas Ciudadanas para escuchar a nuestra sociedad civil sobre el futuro de Europa a través de eventos que tendrán lugar en España en 2018. ¡Excelente iniciativa que pilotará el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en España!”

Ministra de Asuntos Europeos francesa, Nathalie Loiseau

“Se trata de devolver la palabra a los ciudadanos para conocer mejor las expectativas de los europeos, determinar los ámbitos donde Europa no está suficientemente presente, aquellos en los que los ciudadanos desearían que interviniera de otra manera, o incluso que fuera menos intrusiva en otros.”

Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker

“A lo largo de los tres últimos años, tal como prometimos, los miembros de la Comisión visitaron los Parlamentos nacionales en más de 650 ocasiones y participaron en más de 300 Diálogos interactivos con los Ciudadanos en más de 80 ciudades y municipios de los 27 Estados miembros. Esta es la razón por la que apoyo la idea del Presidente Macron de organizar convenciones democráticas en toda Europa en 2018.”

Presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani

“La UE debe todo a sus ciudadanos. Ellos son el verdadero motor que da energía a este proyecto de libertad y prosperidad. Renuevo mi compromiso con una Unión que dé respuestas a sus expectativas.”

 

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn