Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+d+i y Agenda Digital
  • 19/08/2019

Dos mil millones de euros para acelerar la creación del Consejo Europeo de Innovación

​La competencia a escala mundial es cada vez más intensa, de modo que Europa necesita aumentar su capacidad de innovación y de asumir riesgos si quiere competir en un mercado cada vez más definido por las nuevas tecnologías

 

La competencia a escala mundial es cada vez más intensa, de modo que Europa necesita aumentar su capacidad de innovación y de asumir riesgos si quiere competir en un mercado cada vez más definido por las nuevas tecnologías. Por esta razón, la Comisión Europea está poniendo en marcha el Consejo Europeo de Innovación (CEI), con el objetivo de transformar los descubrimientos científicos en empresas que puedan expandirse más rápidamente. El CEI se encuentra actualmente en su fase piloto y se convertirá en una realidad con todas las de la ley a partir de 2021, en el marco del próximo Programa de Investigación e Innovación de la UE «Horizonte Europa».

Carlos Moedas, comisario de Investigación, Ciencia e Innovación, ha declarado: «Con el Consejo Europeo de Innovación no nos limitamos a poner dinero sobre la mesa. Creamos un sistema completo de innovación para situar a Europa en la vanguardia de la innovación y las tecnologías estratégicas que configurarán nuestro futuro, como la inteligencia artificial, la biotecnología y la energía sin emisiones. Debemos centrarnos en las necesidades de los innovadores, que son quienes generarán puestos de trabajo, reforzarán nuestra competitividad global y mejorarán nuestra vida diaria».

En 2017, la Comisión puso en marcha la fase piloto del Consejo Europeo de Innovación, mediante la convocatoria de concursos abiertos y entrevistas personales para identificar las empresas emergentes y las pymes más innovadoras de Europa y dotarlas de financiación. Desde entonces, 1 276 proyectos altamente innovadores se han beneficiado de una financiación global de 730 millones de euros.

La Comisión anuncia medidas importantes que aumentarán la intensidad de los dos años que restan para completar la fase piloto del CEI:

- Más de 2 000 millones de euros de financiación en 2019-2020, destinados a la cadena de innovación: proyectos «Explorador», para apoyar tecnologías avanzadas desde la base de investigación, y financiación «Acelerador», para ayudar a las empresas emergentes y a las pymes a desarrollar y expandir sus innovaciones hasta alcanzar una fase en la que puedan atraer inversión privada (el plazo se abre en junio). En el marco de la financiación «Acelerador», las empresas tendrán acceso a una financiación combinada (subvenciones y aportaciones de capital) de hasta 15 millones de euros.

- La Comisión designará entre 15 y 20 líderes en innovación que constituirán el Consejo Asesor del CEI, cuya misión consistirá en supervisar la fase piloto del CEI, preparar su futuro y, de manera general, impulsar el CEI.

- La Comisión contratará un primer grupo de «gestores de programas» altamente especializados en nuevas tecnologías, que trabajarán a tiempo completo para proporcionar apoyo práctico a los proyectos. La convocatoria de contratación se publicará en breve.

- La Comisión anuncia también hoy la selección de otras 68 empresas emergentes y pymes, que recibirán una financiación global de 120 millones de euros en el marco de la actual fase piloto del CEI. Entre los proyectos que desarrollan estas empresas se encuentra, por ejemplo, una tecnología de cadena de bloques para el pago en línea, nuevas pantallas eficientes desde el punto de vista energético y una solución para luchar contra el ruido del tráfico (desglose de los beneficiarios por país y sector).

Dada la creciente importancia económica de la innovación radical y disruptiva, y en vista del éxito inicial de la fase piloto del CEI, la Comisión ha propuesto dedicar 10 000 millones de euros al CEI con cargo a la financiación de Horizonte Europa, el Programa de Investigación e Innovación de la UE para 2021-2027.

Contexto

Con solo un 7 % de la población mundial, Europa representa un 20 % del total de la inversión en I+D, produce un tercio de las publicaciones científicas de alta calidad y es líder mundial en sectores industriales como el farmacéutico, el químico, la ingeniería mecánica y la moda. Pero Europa debe hacer más para convertir esa excelencia en éxitos, produciendo líderes mundiales en nuevos mercados basados en la innovación. Este es el caso, en particular, de las innovaciones basadas en tecnologías radicalmente nuevas (innovaciones radicales) o en mercados radicalmente nuevos (innovaciones disruptivas).

En junio de 2018, la Comisión presentó su programa de investigación e innovación más ambicioso hasta el momento, Horizonte Europa, para el que propuso un presupuesto de 100 000 millones de euros destinados al período 2021-2027. La propuesta toma como referencia la contribución de la Comisión a la reunión de dirigentes de la UE celebrada el 16 de mayo en Sofía, «Nueva agenda europea de investigación e innovación: una oportunidad para que Europa trace su futuro», que subrayó la necesidad de crear un Consejo Europeo de Innovación y de tomar otras medidas para garantizar la competitividad mundial de Europa.

Las conclusiones del Consejo Europeo de 28 de junio de 2018 aprobaron la creación del CEI en el marco del nuevo presupuesto a largo plazo (2021-2027). Los dirigentes de la UE invitaron a la Comisión a poner en marcha una nueva iniciativa piloto sobre innovación radical en el período restante de Horizonte 2020, con el fin de allanar el camino hacia el establecimiento de un CEI completamente desarrollado en el marco de Horizonte Europa.

El Consejo Europeo de Innovación forma parte de un ecosistema más amplio que la UE está poniendo en marcha con miras a ofrecer a los muchos empresarios de Europa todas las oportunidades posibles de convertirse en empresas líderes mundiales. Forman parte de este ecosistema iniciativas como un programa de fondos de fondos paneuropeo de capital riesgo (VentureEU), el Plan de Inversiones para Europa (FEIE), la labor del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología, el Plan de Acción de la Unión de los Mercados de Capitales (cuyo objetivo es mejorar el acceso a la financiación) o la propuesta de Directiva sobre la insolvencia empresarial.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn