Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Cultura
  • 20/02/2015

Día Internacional de la Lengua Materna: la diversidad lingüística distingue a Europa

El 21 de febrero es el Día Internacional de la Lengua Materna, fecha en la que Naciones Unidas promueve la diversidad cultural y lingüística



El 21 de febrero es el Día Internacional de la Lengua Materna, fecha en la que Naciones Unidas promueve la diversidad cultural y lingüística. La diversidad lingüística es uno de los pilares del patrimonio cultural europeo, y la Unión Europea (UE) otorga una gran importancia a su protección. La UE tiene veinticuatro idiomas oficiales y también se hablan en el continente más de otras sesenta lenguas. Eche una partida de nuestro juego y compruebe cuántos idiomas oficiales de la UE sabe reconocer.

Las lenguas maternas más habladas en la Unión europea son el alemán (16 por ciento), el italiano y el inglés (13 por ciento cada uno), el francés (12 por ciento) y el español y el polaco (8 por ciento cada uno).

En una resolución aprobada en septiembre de 2013, el Parlamento Europeo reclamó que se protejan las lenguas amenazadas de desaparición y la diversidad lingüística.

Los eurodiputados pueden utilizar, en sus intervenciones ante el Parlamento Europeo, cualquiera de los idiomas oficiales de la Unión Europea. Todos los documentos de la Eurocámara como, por ejemplo, los informes y la legislación se publican en todas las lenguas oficiales de la UE.

Los ciudadanos se pueden dirigir a las instituciones de la UE en cualquiera de los idiomas oficiales. Y las instituciones les deben contestar en el mismo idioma. La web de la Eurocámara ofrece información en todos los idiomas oficiales de la UE y el Parlamento también dispone de cuentas en Twitter en cada una de estas lenguas.

Catalán, gallego y vasco

Además, cualquier ciudadano puede dirigirse en catalán, gallego o vasco al Parlamento Europeo que, a su vez, tiene el deber de responder en el idioma en que se le contacte. Así lo acordó la Mesa del Parlamento en su decisión tomada el 3 de julio de 2006. Desde entonces, un particular o una asociación puede enviar una comunicación en catalán, gallego o vasco y el Parlamento Europeo garantiza la tramitación y la traducción del texto a los idiomas oficiales de la UE, si se requiere.

 

Fuente: Europarl

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn