Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 15/09/2016

Debate sobre el estado de la Unión 2016

El presidente del Parlamento, Martin Schulz, destacó al inicio de la sesión, antes de dar la palabra a Juncker, que el discurso sobre el estado de la Unión es un punto clave en el trabajo de la Cámara

 

El populismo, el desempleo y la injusticia social están entre los grandes retos de la UE, afirmó el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en su discurso anual sobre el estado de la Unión ante el Parlamento. La crisis de los refugiados, la salida del Reino Unido de la UE y la lucha contra el terrorismo fueron otros temas del debate con los eurodiputados, que expusieron sus opiniones sobre cómo atender las preocupaciones de los ciudadanos europeos. 

El presidente del Parlamento, Martin Schulz, destacó al inicio de la sesión, antes de dar la palabra a Juncker, que el discurso sobre el estado de la Unión es un punto clave en el trabajo de la Cámara, especialmente en momentos de cambios como el actual y sólo dos días antes de la cumbre de Bratislava.

Jean-Claude JUNCKER repasó al inicio de su intervención los grandes desafíos que afronta la UE: fragmentación, populismo, desempleo e injusticia social. “El populismo no resuelve los problemas, los crea”, recalcó. Sobre la salida del Reino Unido de la UE, dijo que “respetamos y lamentamos la decisión británica, pero la UE no está en riesgo”. Confió en que la solicitud formal de abandonar la Unión llegue cuanto antes y dejó claro que la nueva relación con Reino Unido no incluirá un acceso “a la carta” al mercado interior.

Otros retos a los que Europa debe hacer frente, según Juncker, son la ratificación del acuerdo global contra el cambio climático, nuevos tratados comerciales con terceros países como el alcanzado con Canadá, la protección de datos, la lucha contra la evasión fiscal, avanzar en la unión de capital, el acceso a internet de alta velocidad e inversión propulsora del empleo. Juncker anunció la duplicación del Fondo europeo de inversiones estratégicas (EFSI).

Sobre la crisis de refugiados, el presidente de la Comisión valoró la solidaridad mostrada hasta ahora, “pero hace falta mucho más”. Propuso crear un cuerpo europeo de voluntarios y un nuevo plan de inversión en África. En el ámbito de la lucha contra el terrorismo, Juncker insistió en la importancia de incrementar el intercambio de información entre las fuerzas de seguridad nacionales y apostó por reforzar Europol. También anunció una propuesta para un Fondo europeo de defensa.

Líderes de los grupos políticos (puedes ver la intervención completa pinchando sobre el nombre)

El líder del grupo PPE, Manfred WEBER (Alemania), destacó las ideas mayoritariamente favorables a Europa entre la juventud: “para los jóvenes europeos, Europa significa un futuro mejor”. También dijo que “Turquía es un socio importante, pero no puede ser un miembro de la UE”. “Los europeos no quieren una Europa dividida, quieren soluciones”.


Por parte del grupo S&D, Gianni PITTELLA (Italia) agradeció la respuesta positiva de Juncker a las propuestas de su grupo sobre crecimiento sostenible, el plan de inversión, el empleo y la lucha contra la evasión fiscal. Consideró el discurso de Juncker “consciente y responsable” y valoró la ausencia de alusiones a la austeridad. Sobre la salida del Reino Unido de la UE, Pitella afirmó que la primera ministra británica, Theresa May, ha colocado a la UE “en jaque” y abogó por responder.

Syed KAMALL(Reino Unido), del grupo ECR señaló que “más Europa, más integración militar y más deudas” han alejado a la gente de la UE. “Dejar de lado las preocupaciones legítimas de los ciudadanos los lleva hacia fuerzas políticas radicales”, agregó Kamall. En su opinión, “la UE podría hacer menos, pero mejor (...) para ayudarnos a competir y ofrecer oportunidades a la población en un mundo globalizado”.

El líder del grupo ALDE, Guy VERHOFSTADT (Bélgica) aludió a la brecha generacional en Europa, con los jóvenes a favor del proyecto de unión y los mayores con una visión más escéptica. “Los populistas dan una falsa sensación de seguridad, de que con muros y vallas se resuelven los problemas, pero ¿cómo vas a mantener el cambio climático o los terroristas fuera de tu país? ¿Con vallas o con políticas europeas?”, preguntó. “Europa es la cura para el cáncer del nacionalismo”, aseguró, y la salida del Reino Unido es una oportunidad.

“Siempre son los ciudadanos los que tienen que asumir las deudas”, denunció Gabriele ZIMMER (GUE/NGL, Alemania). “Seguimos hablando de flexibilidad y empleo, pero ¿cómo van a creerlo los ciudadanos?”, cuestionó. A su juicio, habría que centrarse en garantizar empleos y vivienda adecuados para todos. Zimmer también apeló a una UE más democrática.

Rebecca HARMS (Greens/EFA, Alemania) dijo que la UE es la respuesta a tiempos de incertidumbre por la globalización y demandó nuevas medidas para dar a los ciudadanos “confianza en un proyecto común europeo”. Reclamó una unión por el clima y la rápida ratificación del acuerdo global contra el calentamiento de París.

El líder del grupo EFDD, Nigel FARAGE (Reino Unido) reiteró su satisfacción por la decisión mayoritaria del pueblo británico de abandonar la UE. Vaticinó el rápido crecimiento de los partidos de oposición en Europa y que habrá más referendos en otros países. “No van a impedir que los países del Este digan no a la política de refugiados de Merkel”, advirtió.

Marine LE PEN (ENF, Francia) califició el discurso de Juncker de “insípido y lleno de defectos”, “como un funeral para la UE”. En opinión de Le Pen, el sí a dejar la UE del Reino Unido “ha roto un tabú, ha demostrado que se puede salir de la Unión y estar mejor”. También aseguró que convocará un referéndum para la salida de Francia si es elegida presidenta en 2017.

Diane DODDS, miembro no inscrito, de Reino Unido, confió en que la UE y Reino Unido sean capaces de construir una relación mutuamente beneficiosa.

Presidencia eslovaca

La UE tiene delante desafíos sin precedentes, pero primero debe combatir la incertidumbre, consideró Ivan Korčok, secretario de Estado en el Ministerio de Exteriores, en representación de la presidencia del Consejo. La cumbre de Bratislava del 16 de septiembre será “una oportunidad para una discusión sincera y abierta” tras el referéndum británico e iniciará un proceso en busca de puntos de acuerdo sobre migración y seguridad interior y exterior, explicó.

Eurodiputados españoles

Esteban González Pons (PPE) reclamó solidaridad, ya que “sin solidaridad no hay Europa” y es, además, “la vacuna contra los intereses nacionalistas”. González Pons se refirió al proceso por el déficit público contra España y Portugal y lamentó que algunos Estados miembros “busquen sancionar a otros”.

Iratxe García (S&D) afirmó que sólo con un esfuerzo compartido se salvará el proyecto europeo: “las crisis sólo tienen respuesta con una solución común”, y pidió a Juncker que plante cara a quienes no apoyan nada y sólo bloquean las soluciones. García también rechazó la posibilidad de que España y Portugal sean multadas por el desvío del déficit público.

Juan Fernando López Aguilar (S&D) explicó la desafección de los ciudadanos respecto al proyecto europeo por el crecimiento raquítico, el paro juvenil masivo, el incumplimiento de los compromisos de solidaridad (como con la amenaza de la multa a España y Portugal por el déficit) y el abandono de la responsabilidad ante la llegada de refugiados.

Respuesta de Juncker

En su réplica a los eurodiputados, Juncker explicó que hay intensas negociaciones en marcha con Turquía sobre la liberalización de visados, pero que es necesario cumplir todos los requisitos y dejó claro que la legislación antiterrorista debe modificarse.

 

Fuente: Europarl

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn