Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+D+I
  • 02/06/2013

CORDIS: Presentan un sistema capaz de detectar cantidades de explosivos muy pequeñas

El equipo responsable de OPTIX («Optical Technologies for the Identification of Explosives»), financiado con fondos de la Unión Europea, hace uso de tecnología óptica avanzada que puede acoplarse a un vehículo compacto controlado a distancia y emplearse para detectar cantidades de explosivos inferiores a un miligramo

 

Investigadores europeos han desarrollado y probado con éxito un prototipo portátil capaz de detectar cantidades de explosivos muy pequeñas hasta a veinte metros de distancia, ofreciendo así un valioso activo en la lucha contra los atentados con bombas.

El equipo responsable de OPTIX («Optical Technologies for the Identification of Explosives»), financiado con fondos europeos, hace uso de tecnología óptica avanzada que puede acoplarse a un vehículo compacto controlado a distancia y emplearse para detectar cantidades de explosivos inferiores a un miligramo. Según fuentes del proyecto, ninguna otra organización de investigación ni empresa ha alcanzado tal grado de precisión.

Para seguir prosperando, la sociedad debe garantizar su propia seguridad. El terrorismo constituye una amenaza real para Europa y el resto del mundo, como lo demuestran acontecimientos trágicos y dolorosos como los ocurridos en Madrid en 2004, Londres en 2005 y Boston en 2013. Además, casi a diario se difunden noticias de atentados con artefactos explosivos de fabricación casera; de hecho, más del 60 % de los atentados terroristas se perpetra con esa clase de dispositivos.

Según se indica en la página web del proyecto referido: «Las fuerzas de seguridad precisan de nuevas herramientas para luchar contra esta amenaza, y en concreto, herramientas capaces de detectar explosivos a distancia». '

La detección de trazas de explosivos hasta a veinte metros de distancia aumentaría la seguridad en cualquier escenario, en opinión de Alberto Calvo, Director de Seguridad de Indra (España), entidad coordinadora del proyecto. «No sólo se mejoraría la seguridad, sino que las molestias a los ciudadanos se reducirían significativamente mediante el uso de un sistema de detección de explosivos que no es ni invasivo ni peligroso», explicó.

Gracias a láseres capaces de identificar con precisión la estructura atómica y molecular de los explosivos, el dispositivo de OPTIX puede escanear rápidamente y a distancia cualquier objeto situado en su campo visual, como por ejemplo un vehículo, un bulto de equipaje o cualquier recipiente opaco, y detectar trazas de explosivo. Es prácticamente imposible manipular explosivos y transportarlos sin dejar un rastro: residuos de estos se adhieren a la superficie de los objetos que los transportan así como a las manos de las personas que los manipulan y a todo lo que tocan.

Para lograr que el sistema sea portátil, se integra en una plataforma con ruedas que puede ser transportada al área a vigilar en una furgoneta de tamaño estándar. Según se muestra en un vídeo sobre el prototipo, la plataforma se moverá a lo largo de, por ejemplo, un aparcamiento o una calle, escaneando las superficies donde puede haber presencia de trazas. Un agente de la autoridad controla la plataforma a distancia mediante un portátil en el cual puede recibir directamente los resultados obtenidos por el sistema de detección.

OPTIX, al que la Comisión Europea adjudicó una financiación por valor de 2,4 millones de euros, es uno de los muchos proyectos de seguridad a los que la Comisión ha otorgado apoyo para mejorar la seguridad y la calidad de vida de los ciudadanos europeos. Al término de 2013, mediante los programas de financiación de la UE se habrán respaldado económicamente más de doscientos cincuenta proyectos de investigación, con más de mil quinientos participantes procedentes de cuarenta y cinco países. La investigación en el ámbito de la seguridad seguirá recibiendo apoyo a través de Horizonte 2020 (2014-2020), el programa plurianual de investigación de la UE sobre múltiples temas, que dará comienzo próximamente.

El consorcio OPTIX, liderado por Indra, está compuesto por socios industriales, tecnológicos y académicos como la Agencia Sueca de Investigación sobre Defensa (FOI); las PYME Ekspla (Lituania) y Avantes (Países Bajos), las universidades técnicas de Clausthal y Dortmund (Alemania) y Viena (Austria), y la Universidad de Málaga (España); y la unidad TEDAX de la Guardia Civil (Unidad de Desactivación de Explosivos, Valdemoro, Madrid) como usuario de primer nivel y socio institucional.

El de la seguridad es uno de los sectores industriales que presentan mayor potencial de crecimiento y empleo en la UE, según la Comisión Europea. En 2011, este sector empleaba a alrededor de 180 000 personas y registró una facturación anual de 30 000 millones de euros. Adelantos como los surgidos de OPTIX no hacen sino reforzar la competitividad de Europa.

El prototipo OPTIX ya ha sido probado con éxito tanto en laboratorio como en entornos al aire libre, simulando situaciones de la vida real y con distintas condiciones atmosféricas. Se han planificado ensayos adicionales para aumentar la sensibilidad, precisión y solidez del sistema antes de ponerlo a disposición de la policía y las fuerzas de seguridad europeas. La comercialización del sistema es una opción muy tangible, según el equipo responsable, ya que muestra capacidades interesantes para muchas otras áreas, entre ellas las investigaciones forenses

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn