Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 13/12/2011

Conclusiones del Consejo Europeo del 9 de Diciembre de 2011

El pasado 9 de Diciembre tuvo lugar uno de los Consejos Europeos más cruciales de la historia de la Unión Europea. En el tablero de juego la necesidad de dar prioridad máxima al crecimiento y la creación de empleo, la urgencia de dotar a la Unión de un gobierno económico capaz de avanzar y tomar las decisiones necesarias para que el Euro siga siendo un referente económico mundial.



Foto de familia del Consejo Europeo de 9 de diciembre de 2011


Como señalaba el Secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido tras la larga noche de negociaciones que han llevado a la participación de determinados estados en el Pacto por el Euro Plus: “Mejor un acuerdo de 23 países que nada”, restando importancia a la postura euroescéptica del Reino Unido y que el núcleo duro de la Unión si se ha sumado al proyecto.

Tras reconocer que Europa se encuentra en un momento decisivo de su historia y que las turbulencias financieras están socavando la imagen del Euro, Europa quiere tomar las riendas de esta situación a través del fortalecimiento de la unión fiscal que recupere la credibilidad de los mercados, se armonicen las políticas económicas y se fomente la creación de empleo.

En este momento de cambio y transformación el Pacto Euro Plus se torna fundamental para seguir avanzando de forma coordinada, dotar a la Eurozona del gobierno económico que nunca ha poseído y hacer del crecimiento económico y la creación de empleo un elemento esencial común a todos sus estados, despejando de manera inequívoca el fantasma de los viejos nacionalismos.

Sin duda alguna, el futuro de la Unión pasa por más Unión.

Se deja así a un lado los intereses financieros del Reino Unido y Suecia o la ambigua postura de la República Checa para avanzar hacia un marco jurídico y de fiscalidad propio con un gobierno económico fuerte. Una “euro área” a la que países como como Polonia o Croacia (quien firmo su Tratado de Adhesión el pasado 9 de Diciembre) desean incorporarse.

En lo referente a política energética se han establecido unas orientaciones para ultimar el mercado interior de la energía, fomentar la eficiencia y el desarrollo de infraestructuras que garanticen la coherencia de abastecimiento, fuentes de recursos y mejoren la protección y seguridad nucleares. A ello se suma el acuerdo sobre la estrategia de bajas emisiones de carbono 2050 para el desarrollo de la hoja de ruta a seguir por los estados miembros en esta materia.

Croacia, quien ratifico el Tratado de Adhesión durante el Consejo, constituye un hito importante en la construcción europea. Así mismo el Consejo acoge positivamente los avances registrados por Montenegro y los progresos de Serbia a la espera de que se le conceda el estatuto de país candidato. El caso de Turquía continúa estancado. Por otro lado, Bulgaria y Rumania han alcanzado las condiciones legales que permiten su entrada en Schengen.

La política exterior de la Unión Europea, aún en aparente estado embrionario, ha manifestado su preocupación por el caso iraní y su programa nuclear así como por la situación del pueblo sirio frente al constante abuso de poder del régimen de Bashar Al Assad dónde el Consejo confirma su apoyo a las decisiones adoptadas por la Liga de Estados Árabes.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn