Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+d+i y Agenda Digital
  • 30/10/2020

Cómo abordar el contenido ilícito o nocivo en línea: las propuestas del PE

El Parlamento quiere nuevas normas para garantizar una mejor protección de los consumidores frente a contenidos ilegales o no seguros

 

La UE trabaja en una Ley de servicios digitales que aspira a configurar la economía digital en la UE y marcar el camino a seguir por el resto del mundo. Los eurodiputados quieren que este paquete de medidas incluya normas para proteger a los usuarios contra los contenidos ilícitos y nocivos.

Descubra las propuestas del Parlamento incluidas los tres informes que aprobó el 20 de octubre.

Distinción clara entre contenido ilícito y contenido nocivo

El Parlamento quiere una distinción inequívoca entre contenido ilícito y contenido nocivo. La negación del Holocausto, por ejemplo, puede ser ilegal en algunos Estados miembros y no serlo en otros. El contenido nocivo, como la incitación al odio o la desinformación, no siempre es ilegal. Se necesita, por tanto, una distinción clara, ya que el contenido ilegal debe eliminarse, mientras que el nocivo puede abordarse de diferentes formas, como obligando a una mayor transparencia o promoviendo la alfabetización mediática.

Acabar con el contenido ilegal mientras que se respetan los derechos y las libertades

Conscientes de que la acción voluntaria de las plataformas no es suficiente, los eurodiputados demandan normas comunitarias claras para moderar el contenido. Proponen el establecimiento de un mecanismo vinculante de «aviso y acción» para que los usuarios puedan notificar a los intermediarios en línea contenidos o actividades potencialmente ilegales en la red.

El mecanismo debe ofrecer garantías contra el abuso y en caso de la retirada de contenido, los usuarios afectados deben ser notificados y tener la posibilidad de presentar un recurso a través de un organismo nacional de solución de diferencias.

El sistema debe respetar los derechos y libertades de los usuarios y, en particular, la libertad de expresión e información. Los intermediarios en línea deben actuar de manera diligente, proporcionada y no discriminatoria, así como no retirar contenidos lícitos.

Los eurodiputados quieren que la decisión final sobre si el contenido creado por el usuario es legal o no debe recaer en un órgano judicial independiente y no en empresas comerciales privadas. La Comisión, en opinión del Parlamento, debe considerar la obligación de las plataformas en línea de notificar infracciones graves a las autoridades competentes.

Cómo abordar el contenido nocivo

Para hacer frente al contenido dañino como la incitación al odio o la desinformación, los eurodiputados propone el refuerzo de los requisitos de transparencia para las plataformas. Además, se debe promover la alfabetización mediática y digital de la ciudadanía en relación con la difusión de este tipo de contenidos.

El Parlamento señala que una de las razones por las que la desinformación y los bulos se extienden tan rápido es porque algunas plataformas fomentan el contenido sensacionalista para aumentar las visitas y lucrarse. Por eso, exige transparencia en las políticas de monetización de las plataformas en línea.

Más opciones para los usuarios sobre lo que ven en línea

Los eurodiputados quieren ofrecer a los usuarios un mayor control sobre lo que encuentran en internet, así como la posibilidad de renunciar a la curación de contenidos (es decir, la selección, organización y presentación del material en línea).

Demandan normas más estrictas para regular la publicidad personalizada, que debe ser menos intrusiva, requerir menos datos y no depender de la interacción previa del usuario. Además, piden a la Comisión que estudie más opciones para regular la publicidad personalizada, incluida una eliminación progresiva que conduzca a una prohibición.

La Comisión planea presentar su propuesta normativa, la Ley de servicios digitales, a finales de 2020

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn