Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+d+i y Agenda Digital
  • 28/02/2018

Bloqueo geográfico: el Consejo adopta un Reglamento destinado a eliminar los obstáculos al comercio electrónico

El Consejo de la Unión Europea ha adoptado hoy un Reglamento destinado a prohibir el bloqueo geográfico injustificado en el mercado interior

 

El Consejo ha adoptado hoy un Reglamento destinado a prohibir el bloqueo geográfico injustificado en el mercado interior.

El bloqueo geográfico es una práctica discriminatoria que impide a los clientes en línea acceder a los productos y servicios y adquirirlos desde un sitio web alojado en otro Estado miembro.

La nueva normativa eliminará los obstáculos al comercio electrónico al impedir la discriminación por razones de nacionalidad, lugar de residencia o lugar de establecimiento de los clientes.

"El fin del bloqueo geográfico supone que haya más donde elegir, y por tanto mejores ofertas para los consumidores y más oportunidades para las empresas. La Presidencia búlgara concede gran importancia a la economía digital. Quisiera felicitar a las presidencias anteriores, al Parlamento y a la Comisión por el logro colectivo que constituye el avance realizado en el Mercado Único Digital Europeo". Lilyana Pavlova, ministra para la Presidencia búlgara del Consejo de la UE

Las características principales del Reglamento son las siguientes:

Objetivo y ámbito de aplicación

La nueva normativa evitará la discriminación de consumidores y empresas en lo que se refiere al acceso a las condiciones de precio, venta y pago cuando adquieran bienes y servicios en otro país de la UE.

Los servicios en los que el principal elemento es el acceso a contenidos protegidos por derechos de autor y su uso, o la venta de obras protegidas por derechos de autor que no tengan soporte material, como los servicios de emisión de música en modo continuo, los libros electrónicos, los juegos en línea o los programas informáticos, quedan excluidos del ámbito de aplicación del Reglamento, pero la Comisión revisará posteriormente esta cuestión.

También quedan excluidos los servicios financieros, audiovisuales, de transporte, de atención sanitaria y sociales, de conformidad con la Directiva de servicios.

Igualdad de acceso a los bienes y servicios

Hay tres casos en que los comerciantes no podrán discriminar entre clientes por lo que se refiere a las condiciones generales, incluidos los precios. Se trata de aquellos casos en que el comerciante:

- vende bienes que se entregan en un Estado miembro en el que el comerciante ofrece servicios de entrega o que se recogen en un lugar acordado con el cliente;
- presta servicios por medios electrónicos, como los servicios en nube, el depósito de datos, el alojamiento de sitios web y la provisión de cortafuegos;
- presta servicios que el cliente recibe en el país en el que opera el comerciante, como servicios de alojamiento en hotel, acontecimientos deportivos, alquiler de coches o billetes de entrada a festivales de música o parques de atracciones.

La diferenciación de precios no quedará prohibida, a diferencia de la discriminación de precios, de modo que los comerciantes conservan la libertad de ofrecer condiciones generales diferentes, incluidos los precios, y de dirigir sus servicios a determinados grupos de clientes en determinados territorios.

Por otra parte, los comerciantes no estarán obligados a entregar los bienes a clientes fuera del Estado miembro en el que presten el servicio de entrega.

Operaciones de pago

Se prohibirá la discriminación injustificada de clientes por lo que respecta a los métodos de pago. Así, los comerciantes no podrán aplicar a los clientes diferentes condiciones de pago por motivos de nacionalidad, lugar de residencia o lugar de establecimiento.

No discriminación en el acceso a los sitios web de comercio electrónico

Los comerciantes no podrán bloquear o limitar el acceso de los clientes a sus interfaces en línea por razones de nacionalidad o lugar de residencia.

El comerciante que bloquee o limite el acceso de los clientes a una interfaz en línea o los reencamine a una versión distinta de la interfaz en línea deberá facilitarles una explicación clara al respecto.

Ventas pasivas

Por regla general, el nuevo Reglamento prevalecerá en caso de conflicto con el Derecho de la competencia, pero el derecho de los proveedores a imponer restricciones a las ventas activas no se verá afectado.

El Derecho de la UE en materia de competencia distingue entre ventas pasivas (las realizadas en respuesta a solicitudes espontáneas) y las ventas activas (las que realizan los minoristas cuando captan activamente a los clientes). Las restricciones a las ventas pasivas se consideran por lo general una vulneración del Derecho de la competencia, mientras que las restricciones a las ventas activas son una práctica habitual que se deriva de la libertad comercial.

Cláusula de revisión

La Comisión llevará a cabo una primera evaluación del impacto de las nuevas normas en el mercado interior cuando hayan transcurrido dos años desde su entrada en vigor.

La evaluación incluirá una posible aplicación de las nuevas normas a determinados servicios prestados por vía electrónica que ofrecen contenidos protegidos por derechos de autor, como la música para descarga, los libros electrónicos, los programas informáticos y los juegos en línea.

Entrada en vigor

El Reglamento, que se publicará en el Diario Oficial de la UE antes de finales de marzo de 2018, entrará en vigor a los nueve meses de su publicación.

Antecedentes

La Comisión presentó la propuesta original al Consejo y al Parlamento Europeo el 25 de mayo de 2016.

La propuesta se presentó junto con otras propuestas legislativas complementarias, relativas a los servicios de paquetería transfronterizos y a la revisión del Reglamento sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores, con el fin de seguir avanzando hacia la culminación de un verdadero mercado único digital.

El Parlamento Europeo aprobó el Reglamento para poner fin al bloqueo geográfico el 6 de febrero de 2018.

El Consejo Europeo ha destacado en repetidas ocasiones la importancia de la Estrategia para el Mercado Único Digital y ha instado a agilizar la aplicación de la Estrategia, que incluye la supresión de los obstáculos que aún dificultan la libre circulación de los bienes y servicios vendidos en línea, y a acabar con la discriminación injustificada por motivos de localización geográfica

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn