Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Agricultura y pesca
  • 24/02/2013

Bienestar animal: la Comisión Europea aumenta la presión sobre algunos Estados miembros para que apliquen el alojamiento en grupo de las cerdas

La Comisión Europea invitó hoy a Bélgica, Chipre, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Polonia y Portugal a adoptar las medidas necesarias para resolver las deficiencias en la aplicación de las normas de la Unión Europea referentes al bienestar de los animales

 

 

A través de una carta de requerimiento, la Comisión invitó hoy a Bélgica, Chipre, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Polonia y Portugal a adoptar las medidas necesarias para resolver las deficiencias en la aplicación de  las normas de la Unión Europea referentes al bienestar de los animales y, en particular, para poner en práctica la Directiva 2008/120/CE, que obliga a que las cerdas se criarán en grupos durante parte del tiempo de gestación.

La decisión política que determinó el cambio de uso de plazas individuales por el de cría en grupo fue tomada en 2001. Los Estados miembros tenían doce años para garantizar una transición sin problemas al nuevo sistema y hacer cumplir la política. Pero hasta ahora, a pesar de los reiterados llamamientos de la Comisión, los Estados miembros no han cumplido correctamente la legislación comunitaria antes mencionada.

Para mejorar el bienestar de estos animales, la Directiva 2008/120/CE establece que a partir del 1 enero de 2013, las cerdas preñadas han de ser mantenidas en grupos y no en jaulas individuales durante parte de su período de gestación.

Los Estados miembros que no cumplan con sus obligaciones legales en virtud de este compromiso del bienestar de los animales, causan distorsiones del mercado que ponen en desventaja las empresas que han invertido con el fin de cumplir con este requisito.

Tras el paso dado hoy por la Comisión, los Estados miembros interesados ​​tienen un plazo de dos meses para responder a la carta de requerimiento. Si no reaccionan satisfactoriamente la Comisión enviará un "dictamen motivado", pidiendo a los Estados miembros a adoptar las medidas necesarias para cumplir con la directiva dentro del plazo de dos meses.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn