Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Transporte y telecomunicaciones
  • 20/07/2015

Aviación europea: la Comisión publica el informe del grupo de trabajo sobre el incidente de Germanwings

Violeta Bulc, Comisaria de la UE responsable de transporte, ha declarado: «estoy agradecida por la rápida y exhaustiva labor llevada a cabo por el grupo de trabajo de la AESA. La seguridad de los ciudadanos europeos está en el núcleo de la política de transportes de la Comisión y el informe de hoy es una contribución valiosa. Si, para ayudar a prevenir futuros accidentes o incidentes, hay que introducir mejoras en la seguridad europea y las normas de seguridad, o en su ejecución, tomaremos las medidas necesarias a nivel de la UE.»

 

La Comisión Europea ha publicado el informe del grupo de trabajo dirigido por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) sobre el accidente del vuelo Germanwings 9525. El grupo de trabajo creado en mayo de 2015 a petición de la Comisaria de la UE de transporte, Violeta Bulc, ha analizado las conclusiones preliminares de la investigación del accidente para evaluar la adecuación de las normas de seguridad y protección aéreas europeas. En el informe de hoy, el grupo de trabajo formula seis recomendaciones, en las que fundamentalmente se pide un mejor control de los miembros de la tripulación. La Comisión va a examinar a fondo estas recomendaciones antes de tomar decisiones acerca de futuras medidas.

Violeta Bulc, Comisaria de la UE responsable de transporte, ha declarado: «estoy agradecida por la rápida y exhaustiva labor llevada a cabo por el grupo de trabajo de la AESA. La seguridad de los ciudadanos europeos está en el núcleo de la política de transportes de la Comisión y el informe de hoy es una contribución valiosa. Si, para ayudar a prevenir futuros accidentes o incidentes, hay que introducir mejoras en la seguridad europea y las normas de seguridad, o en su ejecución, tomaremos las medidas necesarias a nivel de la UE.»

Patrick Ky, Director Ejecutivo de la AESA, ha añadido «en el grupo de trabajo han colaborado estrechamente actores fundamentales de la aviación y la ciencia médica. Este informe es el resultado de un profundo análisis con recomendaciones prácticas para que este trágico acontecimiento no vuelva a ocurrir. La AESA está dispuesta a dar los siguientes pasos necesarios, en aplicación de las lecciones aprendidas».

Las recomendaciones del grupo de trabajo son:

1.    Debe mantenerse el principio de «dos personas en la cabina de vuelo en todo momento».

2.    Los pilotos deben someterse a una evaluación psicológica antes de entrar en el servicio aéreo.

3.    Las compañías aéreas deben aplicar un programa aleatorio de drogas y alcohol.

4.    Es preciso establecer un programa sólido de supervisión de los médicos del personal aeronáutico.

5.    Debe crearse un archivo de datos de medicina aeronáutica europea.

6.    Deben implantarse en las compañías aéreas sistemas de apoyo a los pilotos.

A principios de su evaluación el grupo de trabajo llegaba a la conclusión de que la mejora de los controles médicos de las tripulaciones podría aportar una importante contribución a la seguridad aérea. La evaluación se centró en el examen médico y psicológico de los pilotos, incluidas las pruebas de drogas y alcohol, para lo que ya se dispone de pruebas de detección. El Grupo de Trabajo también señaló la necesidad de un mejor marco de supervisión de los médicos del personal aeronáutico. El informe se esfuerza por alcanzar un equilibrio entre el secreto médico y la seguridad y por no crear burocracia adicional para las compañías aéreas.

Próximos pasos:

La Comisión revisará las recomendaciones, teniendo en cuenta el asesoramiento recibido de otras fuentes, como la investigación independiente del accidente dirigida por la la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil francesa (Bureau d’Enquêtes et d'Analyses (BEA)). En caso de que deban adoptarse medidas legislativas, se pedirá a la AESA que desarrolle propuestas concretas, que se recogerán en reglamentos de la UE sobre seguridad aérea. Asimismo se pedirá a la AESA medidas no legislativas, como material de orientación y herramientas prácticas para el intercambio de información, y que lleve a cabo un seguimiento de las acciones adoptadas por los Estados miembros y la industria.

Contexto

A raíz del accidente del vuelo Germanwings 9525 el 24 de marzo, la  Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civilfrancesa (Bureau d’Enquêtes et d’ (BEA)) publicó uninforme sobre la investigación preliminar el 6 de mayo de 2015.

El mismo día, la Comisaria Violeta Bulc solicitó a la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) la creación de un grupo de trabajo para examinar las conclusiones del informe de la BEA, que se referían, entre otros temas, al sistema de bloqueo de la puerta de la cabina de vuelo y procedimientos de entrada y salida de la cabina de vuelo, así como a los criterios y procedimientos aplicados para el seguimiento médico de los pilotos.

Presidido por Patrick Ky, Director Ejecutivo de la AESA, el grupo de trabajo estaba integrado por 12 altos representantes procedentes de compañías aéreas, asociaciones de las tripulaciones, asesores médicos y autoridades. Se aportaron contribuciones adicionales por parte de expertos invitados y organismos representativos. Se celebraron tres reuniones formales del grupo de trabajo entre mayo y julio de 2015. Otros subgrupos revisaron cuestiones específicas.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn