Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • I+d+i y Agenda Digital
  • 09/04/2014

Adiós al “roaming”. ¡Hola! A un internet neutral: Una Unión Europea sin fronteras también en las telecomunicaciones

A propuesta de la Comisión Europea el Parlamento Europeo aprueba el fin del "roaming" y la neutralidad de internet

 

Al viajar por la Unión Europea con un móvil en la mano todos tememos hacer uso del teléfono por el sobre coste que supone el dichoso concepto del “roaming”.

Otra posible limitación a las comunicaciones, esta menos conocida,  sobrevolaba internet como pájaro de mal agüero. Las compañías de telecomunicaciones podían actuar como agentes de aduanas decidiendo sobre la velocidad de acceso a los contenidos y servicios, limitando la libertad de un medio tan libre como internet.

Las barreras en internet atentaban contra el principio de libre mercado, ya que, las empresas de telecomunicaciones podían limitar, apropiarse o dirigir cualquier innovación o servicio en función de sus intereses, pudiendo hacer un coto privado del campo de juego que es internet.

Pues bien, todo esto gracias al trabajo de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo ha quedado legislado en favor del ciudadano.

A propuesta de Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea y Comisaria de Agenda Digital, el Parlamento Europeo aprobó el pasado jueves día 3 de abril por amplia mayoría poner fin, desde el 15 de diciembre de 2015, a los recargos tarifarios por usar el móvil entre los países de la Unión Europea, el conocido, y no muy querido por los europeos, “roaming”.

Además, y de enorme importancia, en el mismo paquete legislativo se aprobó también la obligación de la neutralidad en la red por parte de las operadoras de telecomunicaciones. ¿Qué quiere decir esto? A partir de ahora las operadoras son como gestoras de infraestructuras, las carreteras de la información, y no pueden perjudicar ni favorecer que unos vehículos circulen más o menos lento, o incluso que no circulen,  en función de sus propios intereses comerciales.

Las operadoras no podrán ralentizar la red en algo tan simple como una llamada por Skype o en accesos a servicios de la competencia.

La medida de neutralidad en la red es de una importancia capital para que internet siga siendo un medio libre y podamos disfrutar y hacer uso de sus contenidos sin cortapisas de nuestro operador.

Además, como bien manifestaba, Neelie Kroes, aunque las operadoras hayan manifestado ciertas reticencias al cambio legislativo, el libre mercado, la libre competencia y libre ejercicio de la función empresarial acabará beneficiando a todos; a los ciudadanos y en último término también a las operadoras. Kroes reiteró que un mercado único digital en la UE podría aportar al PIB comunitario un crecimiento del 1% e incrementar la inversión en redes más rápidas de banda ancha.

Este paquete legislativo supone un gran paso adelante en hacer más Unión Europea. Sin barreras también en las telecomunicaciones.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn