Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Política
  • 16/03/2015

¿Estamos los pacientes europeos satisfechos con la atención primaria?

Un equipo de investigadores financiados con fondos europeos ha confirmado en un estudio reciente la correlación entre un sistema de atención primaria sólido y la atención orientada a la persona

 

Ser el mejor en algo no significa necesariamente que no se pueda seguir mejorando. Tomemos el ejemplo de los sistemas sanitarios de la Unión Europea: con la mayoría de los planes nacionales situados entre los treinta primeros en el Informe sobre Salud Mundial, uno pensaría que nuestros pacientes son los más felices del mundo. Pero, ¿es realmente así?

Un estudio realizado por investigadores en el marco del proyecto QUALICOPC, recientemente publicado por la Organización Mundial de la Salud, se centró en responder a esta pregunta. Juntos encuestaron a unos 69.201 pacientes de treinta y un países europeos además de Australia, Canadá y Nueva Zelanda, todos ellos afectados por enfermedades que requerían un tratamiento a largo plazo. Se pidió a los pacientes que relatasen su experiencia más reciente con un médico generalista, calificando la atención recibida según cinco criterios: accesibilidad/disponibilidad, continuidad, exhaustividad (si el médico preguntó a su paciente sobre otros problemas), participación del paciente y comunicación entre médico y paciente.

Con estos datos, el equipo quiso averiguar si existe margen de mejora en los países en los que se realizó la encuesta. Ese margen se calculó multiplicando la proporción de experiencias negativas de los pacientes por la puntuación media de la importancia en cada país. Después se dividieron las puntuaciones en margen de mejora bajo, medio y alto y se realizaron correlaciones por pares entre las puntuaciones de mejora y tres dimensiones del sistema de atención primaria, a saber, gobernanza, condiciones económicas y desarrollo de los trabajadores.

Los resultados llevaron a la conclusión general de que la «accesibilidad y continuidad de la atención apuntan a un margen de mejora relativamente reducido, mientras que en muchos países señalaron la exhaustividad como aspecto prioritario». Nueve países arrojaron un nivel moderado de margen de mejora en cuanto a la participación de los pacientes en la toma de decisiones sobre el tratamiento, y en todos los países se obtuvo un resultado positivo en cuanto a la comunicación entre médico y paciente.

Entre todos los países en los que se realizaron las encuestas, ocho obtuvieron un margen de mejora bajo en todos los elementos, lo que indicaba experiencias positivas de los pacientes. Estos son Bélgica, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Suiza, Australia, Canadá y Nueva Zelanda. Sin embargo, este margen de mejora percibido por el paciente no refleja totalmente la solidez global del sistema de atención primaria, sobretodo en Suiza y Luxemburgo, siendo bastante débil en este último. Por lo demás, los resultados de QUALICOPC confirman en gran medida la hipótesis de que un sistema de atención primaria sólido está relacionado con una asistencia más orientada a la persona.

El objetivo principal de QUALICOPC fue evaluar la atención primaria en Europa en función de criterios de calidad, equidad y costes. Con este fin, los miembros del proyecto han pasado cuatro años reuniendo información sobre diferentes parámetros y estrategias nacionales de atención primaria relacionada con objetivos generales del sistema sanitario, calidad de los servicios prestados y calidad de la atención primaria tal y como la perciben los pacientes.

 

Fuente: CORDIS

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn