Saltar al menú principal
Saltar al contenido
  • Economía
  • 05/04/2011

¿Cómo podría mejorarse la gobernanza empresarial europea?

La Comisión Europea ha abierto una consulta pública para examinar y evaluar la eficacia de los actuales principios de la Unión Europea sobre gobernanza empresarial, y recoger las opiniones sobre las posibles maneras de avanzar.


Una de las lecciones de la crisis financiera ha sido que en numerosos casos, las empresas deberían haber estado mejor gestionadas. Que las empresas estén mejor gobernadas y sean más fiables y sostenibles, es fundamental para prevenir futuras crisis económicas y favorecer la competitividad. Por ello, la Comisión Europea ha puesto en marcha una consulta pública sobre cómo podría mejorarse la gobernanza de las empresas europeas.

La consulta, que estará abierta hasta el 22 de julio de 2011, pretende abrir un debate general sobre tres cuestiones fundamentales. La primera cómo mejorar el funcionamiento de los Consejo, garantizando que estén formados por grupos variados de personas, reforzando, por ejemplo, la diversidad de género, la variedad de profesiones, cualificaciones y nacionales.

La segunda se centra en cómo aumentar la participación de los accionistas en los asuntos de gobernanza empresarial, y la tercera está relacionada con la mejora del seguimiento y aplicación de los actuales códigos nacionales de gobernanza empresarial.


Gobierno corporativo a nivel europeo

En la actualidad, ya existen una serie de principios y normas de gobierno corporativo a nivel europeo que consisten en varias recomendaciones sobre la independencia de los consejeros no ejecutivos, los consejos de administración y las remuneraciones. Además, se establece que las sociedades que cotizan en bolsa efectúen un informe sobre gobierno corporativo.

Por otra parte, existen varias directivas sobre ofertas públicas de adquisición, transparencia de las sociedades cotizadas, derechos de los accionistas, abuso de mercado y auditorías que configuran el entorno de gobierno corporativo de la UE.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn