Saltar al menú principal
Saltar al contenido

Política Social y Educación


Politica social y educación

 

La consolidación de la UE como potencia económica internacional lleva aparejada una serie de desafíos relacionados con los derechos de sus trabajadores. El objetivo, lejano pero alcanzable, del pleno empleo debe convivir con la mejora de las condiciones laborales de los diferentes sectores de producción europeos, incrementando la protección del trabajador, mejorando la accesibilidad, la flexibilidad y la formación continua, y promoviendo la igualdad de oportunidades.

Estos retos orientados a mejorar la calidad laboral están estrechamente relacionados con otros objetivos de carácter social que trascienden el ámbito profesional. Aunque la UE no tiene competencia exclusiva en estos ámbitos, sí que evalúa los progresos de los diferentes estados miembros, garantizando el cumplimiento de derechos básicos como el acceso a la vivienda, a un trabajo de calidad o a la no discriminación.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn